domingo, 9 de abril de 2017

Lagunas de Salave.






En la mina de Salave, en Tapia de Casariego, no sólo se utilizaron kilómetros de canales y galerías para movilizar el agua necesaria para fracturar la roca, sino que el movimiento de grandes volúmenes de material, modificó drásticamente la topografía original de la zona. La retirada de material creó una profunda depresión de más 30 m de profundidad en la que se fue acumulando el agua debido al carácter impermeable del sustrato y a la cercanía del nivel freático (que aquí prácticamente coincide con el nivel del mar). Se formaron así los Lagos de Silva
Mediante el ruina montium se lograron desmontar en Salave más de 10 Ha de extensión con una profundidad de más de 20 m. Se movilizaron más de 4 millones de m3, extrayéndose más de 7000 Kg de oro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario